Caudalímetros Electromagnéticos de Acero y Teflón (AFT)

Principales aplicaciones

Los Contadores o Caudalímetros Electromagnéticos de Acero  y Teflón AFT se pueden utilizar para Líquidos Conductivos (mayor de 50 µS/cm) y con viscosidad no muy elevada (inferior a 70 cP.).

Son muy adecuados para muchas Industrias Químicas y Alimentarias como por ejemplo:

  • Industria Química:
    • Amoniaco, Lejía y otros productos de limpieza
    • Fertilizantes Líquidos
    • Algunos ácidos y bases fuertes
    • Emulsiones Asfálticas, etc.
  • Industria Alimentaria:
    • Leche, Yogur y Helados
    • Suero y otros productos lácteos
    • Cerveza, Vino y otras bebidas alcohólicas
    • Agua Potable o Mineral
    • Zumos, Batidos y Horchatas
    • Gazpacho, Sopas y Caldos
    • Vinagre y Salsas no muy viscosas, etc.

Ventajas e Inconvenientes

Las principales Ventajas de estos caudalímetros se deben al hecho de ser No Intrusivos, es decir, no tienen ninguna pieza, ni fija ni móvil, dentro del conducto que restrinja el paso del líquido. Esta característica presenta varias ventajas

  • Facilidad de limpieza. Este aspecto es muy importante en la industria alimentaria.
  • Posibilidad de medir líquidos con sólidos en suspensión.
  • Amplio intervalo de medición con precisión.
  • Baja pérdida de carga.
  • No le afectan los golpes de ariete de las instalaciones.
  • Menores costes de mantenimiento mecánico.
Vista lateral del contador electromagnético AFT-80
AFT-80 no intrusivo

Su principal Inconveniente radica en que no pueden medir líquidos No Conductivos, que son muy comunes como los Hidrocarburos, Aceites Vegetales o Minerales, Alcoholes, Disolventes Orgánicos, incluso Agua Osmotizada o Desmineralizada, etc.

Asimismo, no miden líquidos muy viscosos con precisión.

Intervalo de Medición

El intervalo de medición o de funcionamiento es aquel en el que el caudalímetro puede trabajar para un error de medida determinado.

Un aspecto a destacar en los Caudalímetros Electromagnéticos, es que su intervalo de medición es más grande que el de los otros tipos de caudalímetros, llegando a medir caudales máximos 100 veces superiores al mínimo con un error de medición, en todo el Intervalo, bastante aceptables.

Materiales de construcción

Los Caudalímetros Electromagnéticos de Acero y Teflón están fabricados de los siguientes materiales:

  • Exterior         Acero pintado
  • Interior          Teflón
  • Electrodos     Acero Inoxidable AISI316. Opción Hastelloy, Tántalo o Titanio.
  • Cabezal          Aluminio

Instalación mecánica

Como norma general, los caudalímetros electromagnéticos de Acero y Teflón se deben instalar entre dos tramos rectos de tubería del mismo diámetro interno que el equipo y de una longitud 10 veces dicho diámetro antes del mismo y 5 veces detrás.

Asimismo, la instalación debe hacerse de tal forma que el equipo siempre esté lleno de líquido y debe eliminarse la posibilidad que pase aire por el mismo, ya que en este caso, la medida sería errónea.

como hacer la instalación mecánica de los caudalímetros electromagnéticos
Instalación de caudalímetros electromagnéticos

Conexionado eléctrico

Alimentación. Los caudalímetros Electromagnéticos de Acero Inoxidable se pueden suministrar con alimentación a 220 VCA ó 24 VCC, según las necesidades del cliente.

Salidas Eléctricas. Todos los caudalímetros electromagnéticos se suministran con las siguientes salidas eléctricas:

  • Salida Pulsos libres de potencial
  • Salida Analógica – 4-20 mA.

Cabezal de Lectura

Los caudalímetros Electromagnéticos se suministran con un cabezal de lectura local, con una protección IP-65, que indican:

  • El TOTAL de litros que han pasado por el equipo.
  • El CAUDAL INSTANTÁNEO

El cabezal de lectura puede estar acoplado al cuerpo del equipo o separado mecánicamente de él y unido por un cable.

Cuentalitros Electromagnético AFT-100S con el Cabezal separado del sensor
AFT-100 con Cabezal Separado del Sensor